La Copa Mundial de Fútbol Chile 1962, fué la VIII edición de la Copa Mundial de Fútbol. Se desarrolló en Chile, entre el 30 de mayo y el 17 de junio de 1962.

Tras 12 años, el máximo torneo de fútbol regresaba a Sudamérica, estableciéndose una rotativa entre Europa y América que duraría hasta el año 2002. A pesar de que la principal figura de Brasil, Pelé, se lesionó en el segundo partido y no pudo seguir participando, el combinado carioca demostró ser el mejor equipo del mundo en el momento y obtuvo el bicampeonato al derrotar a Checoslovaquia por 3-1 en la final.

Los locales, luego de una gran campaña en la fase previa, obtuvieron el tercer lugar al derrotar a Yugoslavia, siendo el mejor resultado en la historia del fútbol chileno.

Este mundial es considerado por muchos expertos como el último mundial "clásico". A pesar de esto, el torneo se vio empañado por la violencia en algunos partidos, siendo el más recordado el partido entre Chile e Italia, conocido como la Batalla de Santiago. También el mediocampista colombiano Marcos Coll anota un gol olímpico el 3 de junio de 1962 en Arica en desarrollo del juego de primera ronda del mundial, donde Colombia igualó a cuatro tantos con su similar de la Unión Soviética en el cual estaba de portero el mítico Lev Yashin, el mediocampista ostenta la hazaña de ser el único jugador en la historia que ha anotado un gol olímpico en una Copa Mundial de Fútbol de la FIFA.

La máxima figura del torneo fue el puntero derecho brasileño Garrincha, quien se caracterizaba por su estilo de juego desenfadado y rompedor de esquemas.